¿Dónde estás?

junio 17, 2007 at 7:38 pm (Blogroll)

Amanece... 

Despierto de un largo, largo sueño...

Creo que he soñado contigo todo este tiempo...

Sonrío...

No estás a mi lado, ni me despiertas con un beso...

No jugamos a hacernos cosquillas entre las sábanas por ver quien cae primero apostando el desayuno, ni planeamos el resto del día mirando al techo, con media espalda mía sobre tu pecho, piel con piel y los ojos iluminados atravesando el cielo raso como si se tratara del mismísimo paraíso...

No se enredan tus manos por todo mi cabello mientras escuchas mis propuestas, ni busco entre los pliegues de tus piernas que se te olviden las tuyas para que me des el gusto...

No me sujetas de los brazos al borde de levantarme, perdida la apuesta a tu favor, ni me tiras en el colchón cayendo sobre mi en el forcejeo, ni te ríes de mis protestos, ni acabo riendo contigo...

No se nos eriza la piel en el acto, ni nos ahorramos el desvestirnos otra vez antes de vestirnos para comenzar el día, no...

No me besas como si fuera la primera vez, ni nos quedamos mirándonos en silencio complacidos de habernos encontrado...

No dibujo las lineas de tu rostro con la yema de mis dedos como si fueran la mejor obra de arte que haya tenido yo en mis manos, ni apretas mi cintura mientras te muerdes los labios y suspiras...

No se agita nuestra respiración al abrazarnos, ni paseas con tu boca por mi cuello, ni juego con mis dientes en el perfil de tu oreja, ni bajas tu mano derecha por el contorno de mi cuerpo lentamente, ni araño tu espalda con cuidado, ni llegas a tantear la humedad que provocaste, ni me estremezco, ni te tensas con mis espasmos, ni me entrego a tus movimientos pendulares haciendo contrapeso en el balanceo que iniciamos...

No me tumbas sobre mi costado, ni me arrimo a tu cuerpo como buscando atravesarlo, ni respiras sobre mi nuca resoplando, ni se me escapa un quejido entrecortado...

No pasas tus brazos debajo de los míos y me tomas por los hombros de revés empujándome hacia la curva que diseñaron tus piernas para atrapar mi cadera, ni te tomo con mi mano izquierda por el cuello apretando un poco más de la cuenta, no me haces sentir cuanto me deseas con un movimiento, ni respondo con el mío...

No me sujeto con la mano que me queda libre de la cabecera por el vértigo que siento, ni la cubres con la tuya con fuerza desmedida...

No apagas en un golpe certero mis ansias de tenerte en mi, ni te ayudo a sostener las tuyas con  sutiles bamboleos, ni se quiebra tu voz al tratar de decirme algo que ya sé, ni te silencio con un beso, ni nos impacientamos como niños que descubren un secreto, ni comenzamos a exhalar el mismo sudor al mismo tiempo, ni nos fundimos en un solo ser con prisa y desmesura, ni nos entregamos a lo incierto del momento en que nos desborde este delirio...

No estallamos el uno con el otro desde dentro y al unísno, ni caemos enredados y agotados en un éxtasis que nos embarga tiernamente, no...

Aún así sonrío...

Un día de estos será el día de mis sueños...

Creo que he soñado contigo todo este tiempo...

Simplemente sonrío...

En la dulce espera de tu beso...

¿Amanece?... 

¿Has soñando conmigo?...

¿Sonríes?...

Shhhhhhhhhhhhh...

Solo bésame...

...podría ser un día perfecto.

Anuncios

Permalink 15 comentarios

Next page »